BBVA México considera que todavía hay espacio para una mayor flexibilización de la política monetaria y el recorte de las tasas de interés.

Ahora se espera un ritmo de relajamiento monetario más lento, pero también que la postura acomodaticia permanecerá por más tiempo del previsto anteriormente, en un contexto en el que la Reserva Federal no empezará a aumentar su tasa monetaria hasta 2024.

Una recesión económica histórica y una amplia brecha de producción, en un contexto en el que la inflación se desacelera y las expectativas de inflación permanecen bien ancladas, sugieren que la postura monetaria tendrá margen para mantenerse acomodaticia.

Conforme se desacelera la inflación, la tasa monetaria tendría que disminuir para mantener la tasa real cercana a 0%.

Las preocupaciones relacionadas con el tipo de cambio y los flujos de capital han disminuido, y el gradual aumento del apetito por riesgo favorecerá al carry-trade ajustado por riesgo, el cual podría situarse nuevamente y de manera significativa por encima de la media de divisas de EM.

Por lo anterior, se prevé un ritmo de reducciones más lento, pero tasas bajas por más tiempo, con la Reserva Federal manteniendo las tasas en 0% durante 2021-23. Así, se espera que Banxico recorte las tasas de interés aún más de lo actualmente previsto, hasta 3.75% al cierre de 2020 y 3.0% para mayo de 2021.

Inflación a la baja

El estudio ‘Situación México‘ precisa que la inflación se ha mantenido rígida a la baja, mientras que hay señales iniciales de que el impulso desinflacionario en el subíndice de servicios de la inflación subyacente está disminuyendo.

Aunque las recientes presiones sobre los precios reflejan factores transitorios y BBVA México sigue previendo que la inflación baje debido a la continua debilidad de la demanda y a la recuperación de la oferta, las tendencias recientes apuntan a riesgos para su previsión de inflación por debajo de 3.0% en 2021.

Sin embargo, prevalece el escenario de que la continua debilidad de la demanda interna romperá la rigidez reciente y compensará las recientes presiones impulsadas por la oferta.