El presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo este jueves que entrará en vigencia un nuevo decreto para reducir una vez más la carga fiscal de la petrolera estatal Pemex.

El gigante petrolero con grandes pérdidas ha recibido un vasto apoyo financiero del gobierno de López Obrador, que ha convertido en una prioridad limpiar las finanzas de Pemex y cambiar la suerte de la empresa.

AMLO lo explicó en su conferencia matutina:

Se va a continuar apoyando a la CFE y a Pemex con financiamiento público, con el presupuesto, a las dos empresas. En el caso de Pemex va a entrar en vigor otro acuerdo un decreto para reducir sus pagos de impuestos a la hacienda pública.

Fuerte inversión en Pemex

El gobierno de México inyectará entre 1.3 mil millones y 1.6 mil millones de pesos en la petrolera estatal este año y ofrecerá una exención fiscal de 75 mil millones de pesos mexicanos, dijo a Reuters un alto funcionario.

Pemex, la compañía petrolera más endeudada del mundo, tenía más de 110 mil millones en deuda financiera al final del tercer trimestre del año pasado, mientras que sus pasivos excedían con creces sus activos.

En los últimos dos años, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha inyectado miles de millones de dólares en capital a la empresa deficitaria y ha reducido su carga fiscal.

La fuente, que tiene conocimiento directo del asunto pero declinó declarar su identidad, dijo que la reducción de impuestos se aplicará mensualmente y se separará de la tasa de participación en las utilidades (DUC) que ya se redujo de 58% a 54% para este año.

El año pasado, el gobierno redujo el DUC, el mayor pago que realiza Pemex a las arcas estatales, del 65% al 58%.

Pemex ha dicho que ha realizado refinanciamientos y manejos de pasivos de diferentes tipos, incluyendo bonos y líneas bancarias de crédito, por más de 30,000 millones de dólares durante 2019 y 2020, bajo una nueva administración.