México, 28 de mayo.- Para Angélica Fuentes Téllez, las mujeres empresarias están demostrando una mejor gestión cuándo se encuentran al frente de empresas o en posiciones directivas, ya sea como líderes o tomadoras de decisiones fomentan el éxito en los negocios, lo cual, se deriva de una mayor participación e inclusión en áreas en las que hasta hace algunos años su incursión era casi nula. 

La empresaria señala que, de acuerdo con datos del Banco Mundial, hasta antes del brote de la pandemia, una de cada tres empresas pequeñas, medianas y grandes era propiedad de una mujer, lo que permite visualizar que no solo se abre la brecha de género en el clima laboral, sino también empiezan a establecerse mayores oportunidades para la formación y desarrollo del emprendimiento femenino. 

“En general, se observan mejores condiciones para la participación femenina en el ámbito económico-empresarial, pero esto es resultado de cientos de mujeres que están haciendo las cosas bien, y que han ganado protagonismo en diversos sectores productivos. Por ejemplo, vemos que, en la Lista Forbes de millonarios de 2020, aparecen 234 mujeres, pero de las cuales aproximadamente el 28% han generado su riqueza por ellas mismas, sin haber heredado sino al contrario, desarrollándose como empresarias exitosas”. 

América Latina y las mujeres CEO

Angélica Fuentes Téllez destaca que América Latina es la región donde se concentra el mayor porcentaje de presencia femenina entre los propietarios o copropietarios de empresas de todos los tamaños, esto también de acuerdo a información del Banco Mundial; no obstante, solo en países desarrollados, se traduce el impacto de las mujeres en el Producto Interno Bruto (PIB), el cual suele ser de entre cinco y siete por ciento. 

“Se logran observar avances en temas de inclusión y el cierre de la brecha de género, que constituyen el primer paso para moldear empresarias exitosas; sin embargo, aún quedan cuentas pendientes por resolver para establecer más herramientas que permitan que otras mujeres tengan igualdad de condiciones que los hombres al momento de emprender”. 

La empresaria precisa que la educación especializada se ha constituido como una ventana de acceso que, ha permitido a las mujeres integrarse exponencialmente al mercado laboral en áreas más afines a los varones; además, subraya la consolidación de la presencia de empresarias del sector servicios, que tradicionalmente yace como el de mejor desenvolvimiento para ellas. 

Finalmente, Angélica Fuentes expresa que, al mismo tiempo que la pandemia causo estragos en las economías nacionales a nivel global, también se convirtió en un factor de cambio y disrupción, donde más mujeres han tomado la batuta para convertirse en emprendedoras, que ya no solo buscan cubrir sus necesidades sino constituirse como verdaderas protagonistas del entorno empresarial. 

Tenemos como ejemplo la presencia femenina en altos cargos de la industria tecnológica en América Latina, donde aumentó en 18% en los últimos años de acuerdo a un estudio elaborado por LinkedIn; lo que nos demuestra que la capacidad de las mujeres puede ser determinante en el desenvolvimiento del clima de negocios de los próximos años”.