Luego de registrar un estancamiento en las exportaciones derivado del cierre de fronteras y comercialización, el aguacate mexicano se coloca entre los tres productos nacionales más valorados por el mercado chino, lo que abre las posibilidades para que productores de este fruto puedan ingresar a otros países, asegura el empresario Luis Doporto Alejandre. 

“De manera general durante el primer semestre del año, las exportaciones agroalimentarias y pesqueras de México a China registraron un incremento del 16.4 por ciento, al totalizar 399 millones de dólares”. 

Y agrega que por debajo de la carne de cerdo y la harina de pescado, el aguacate mexicano destaca en el ranking de productos más solicitados e intercambiados con China, logrando ventas por 12.9 millones de dólares tan solo de aguacate producido en el estado de Michoacán. 

Se perfila ampliación de relaciones comerciales

Luis Doporto Alejandre destaca que, durante el último año, México ha sabido posicionarse como proveedor confiable y estratégico para China, ganando la confianza y reconocimiento a través de productos mexicanos de alta calidad. 

“Que México amplíe sus relaciones comerciales con otros países como China, representa una gran oportunidad para dar salida a productos de otras regiones. Si bien el aguacate michoacano se ha consolidado como el rey, en otros estados comienza a darse una producción de este fruto con la más alta calidad y digna de representar a nuestro país”. 

Doporto Alejandre precisa que, así como las exportaciones del aguacate producido en Michoacán lograron un incremento del 164 por ciento durante el primer semestre de este año, se espera una recuperación sostenida para el cierre del segundo semestre.

“El volumen de exportación de aguacate michoacano hacia China creció en un 207 por ciento, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Agricultura. Esto es un indicio de que la relación comercial con el país asiático se afianza y esto dotará de mayores oportunidades a México, para ingresar con más producto proveniente de otras regiones”.

Asimismo, Luis Doporto Alejandre manifiesta que existe voluntad por parte de los agricultores y productores mexicanos de este fruto, que cabe mencionar han comenzado a destacar en estados como Jalisco, Estado de México, Nayarit y Morelos, para dar cumplimiento a normativas de sanidad que les permita ampliar los mercados a los que ingresan sus productos. 

“La fortaleza del aguacate mexicano radica en sus productores, es por ello que es necesario generar las condiciones comerciales para que puedan entrar a otros países además de Estados Unidos y China, este último con avidez por tener acceso a frutos mexicanos de alta calidad como lo que se produce en el campo mexicano”.