La desigualdad salarial que se vive en México entre sexos, es también una forma de violencia de género y discriminación económica en contra de las mujeres, que necesita ser atendida de manera prioritaria, así lo considera la empresaria mexicana Angélica Fuentes Téllez.

“Cuando nos referimos al término `violencia´, pensamos de inmediato en que solamente comprende agresiones físicas o sexuales, sin embargo, existen otras maneras de ejercer violencia en contra de las mujeres desde aspectos mucho más estructurales pero menos visibles”, explicó.

“La disparidad económica, la brecha salarial, el no tener acceso a puestos de liderazgo, la sobrecarga de labores domésticas, los cuidados y servicios prestados no remunerados, la exclusión en la toma de decisiones en ámbitos como el financiero, empresarial o bursátil son también formas de violencia de género que tenemos que visibilizar y trabajar para que desaparezcan”, enfatizó Angélica Fuentes.

Datos oficiales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), indican que la diferencia del ingreso a nivel nacional que existe entre hombres y mujeres que conforman a la Población Económicamente Activa, es de entre el 16 y 34.2%.

“Existe una desventaja fuertemente marcada que las mexicanas deben enfrentar todos los días y basta con ver los datos. En promedio el ingreso anual de las mujeres es 54.5% más bajo con respecto al de los hombres, lo que nos convierte en el tercer país con mayor brecha salarial por género, de los 37 países que conforman la OCDE”, destacó Angélica Fuentes.

Asimismo y de acuerdo con el estudio Discriminación Estructural y Desigualdad Social, publicado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) en 2017, se reveló que en México, los hombres reciben en promedio un ingreso laboral por hora trabajada 34.2% mayor al de las mujeres.

“Los tiempos que vivimos exigen cambios en todos los niveles. Durante muchos años se ha descuidado la equidad de género sin embargo, las nuevas generaciones han despertado y emprendido una lucha por las mujeres de todas las edades. Es momento de generar los diálogos y espacios de trabajo pertinentes, para trabajar en políticas públicas que fomenten la verdadera equidad de género abarcando temas como la brecha salarial”, señaló la también activista.

“No buscamos mayores sueldos y posiciones por encima a las de los hombres. La lucha es por la equidad, el pago justo y equitativo pues el esfuerzo, capacidad, conocimientos y empuje que las mujeres damos a la economía mexicana y global tienen la misma fuerza e importancia que la de los hombres”, dijo.

Finalmente, Angélica Fuentes envío un mensaje contundente a las mujeres, señalando que “el género no debe decidir tu futuro. Recuerda que eres un ser libre con derechos y una voz para hacerlos valer”.