Las pequeñas y medianas empresas (pymes) son las más vulnerables de sufrir ataques a la ciberseguridad, pues no suelen contar con los recursos económicos que las grandes compañías tienen o no han desarrollado una adecuada estrategia contra ciberataques.

En este post revisaremos consejos para proteger los datos y la ciberseguridad de las pymes.

Instalar las defensas adecuadas

A diferencia del antivirus tradicional, una defensa adecuada debe ser capaz de combatir las amenazas de forma autónoma y una opción es la inteligencia artificial que permita la detección de ataques y amenazas en etapas tempranas e incluso responder de forma autónoma, evitando los daños que pudieran ocasionarse en tu negocio.

Por ejemplo, un sistema de ciberdefensa apropiado debería poder identificar correos legítimos de aquellos que están destinados a engañar a los empleados con phishing o correos electrónicos de suplantación, incluso de contactos confiables.

Capacitar a empleados

Ya que el factor humano es la vulnerabilidad de la que más se aprovechan los piratas informáticos, es necesario capacitar a los empleados sobre políticas de seguridad tales como:

  • Gestión de contraseñas, es decir, utilizar contraseñas complejas, cambiar la contraseña a menudo, contraseña única, etc.)
  • Cómo reconocer los ciberataques.
  • Cómo evitar caer en trampas cibernéticas como el phishing y la ingeniería social.

No se trata de una sesión puntual, sino de un programa de formación continua para concienciar a los empleados sobre los nuevos riesgos de ciberseguridad que van surgiendo y garantizar la disciplina en la protección de los datos de la empresa.

Usar tecnologías de TI escalables

Se trata de utilizar de tecnologías de TI escalables con fines de seguridad continua, en particular las que son capaces de proporcionar visibilidad en la superficie de la vulnerabilidad y evaluar la exposición al riesgo y la postura de seguridad.

Proteger la red y navegar de forma segura

Configurar una red privada virtual o VPN, por sus siglas en inglés. Esta permite que la información compartida entre los dispositivos de la empresa viaje de forma segura y encriptada a través de internet.

En caso de no contar con una VPN, se recomienda evitar las redes Wi-Fi públicas (cafés, hoteles, restaurantes) y en su lugar utilizar conexiones 4G y 5G.