En 2019 ocurrieron 3.9 millones de delitos asociados a 1.5 millones de negocios en México, es decir, el 30.5% de los establecimientos sufrieron algún tipo de delito,  informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tres de cada 10 unidades económicas fueron víctimas, siendo la extorsión la actividad delictiva con mayor incidencia seguido del robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes. Esta situación refleja que cada negocio en México fue víctima de 2.6 delitos en promedio.

Siguiendo las cifras de la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) del Inegi, en promedio, las pérdidas de las empresas por cada delito ascienden a 85,329 pesos, incluyendo el costo de medidas preventivas y la recuperación.

Sobre la tasa de víctimas de delito por cada 10 mil unidades económicas, en el 2017 el indicador correspondiente a la extorción era de 544. Pero en el 2019 aumentó hasta 688.

Por su parte, la tasa de víctimas de delito por cada 10 mil establecimientos en cuanto a robo o asalto de mercancía, aunque dicho indicador disminuyó del 2017 que era de 1,069 y en el 2019 fue de 921, esta práctica delictiva sigue estando entre las actividades con mayor incidencia.

Otro incremento registrado fue el de la cifra negra, es decir, aquella que mide los delitos que no terminan en denuncia, ya que esta cifra en el sector privado ascendió a 92% en el 2019, mientras que en el 2017 se tuvo un registro del 86.6%. Sobre las unidades económicas comerciales, la cifra negra también aumentó ya que pasó de 83.7% en el 2017 a ser de 91% en el 2019.

El costo total de los delitos a negocios a 1.2% del PIB

La suma de todos los gastos de las unidades económicas privados por incidentes delictivos ascendió a casi 223 millones de pesos, lo que es equivalente al 12% del PIB nacional de ese año.

En este lapso la proporción de empresas (grandes, medianas y mipymes) que fueron víctimas al menos de un delito, pasó de 33.7 en 2017 a 30.5% en el 2019. Aunque se redujo la incidencia de delitos, todavía 3 de cada 10 establecimientos enfrentan esta situación.