Las ventas minoristas en México sumaron en julio tres meses de recuperación, al crecer 5.5% respecto a junio, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además, este indicador acumula tres meses al hilo con ganancias en su comparación mensual. Esta es su segunda mayor alza desde que hay datos por el instituto.

Pese a esta recuperación que ya suma tres meses, si se compara con los niveles del año pasado todavía las cifras son negativas; en su tasa anual el total de ingresos del sector presenta una contracción de 12.7 por ciento, debido en parte a la pandemia por coronavirus.

En el caso de las empresas comerciales al por mayor, los ingresos reales por suministro de bienes y servicios registraron un incremento de 4.5% en julio.

El comercio minorista de mercancías y servicios también muestra un panorama complejo en términos del mercado laboral. Respecto al personal ocupado y las remuneraciones, el primer rubro creció 1.3% y el segundo lo hizo en 0.2% en las empresas minoristas.

El instituto reportó que el personal ocupado descendió 0.2 por ciento y las remuneraciones medias reales bajaron 0.3 por ciento a tasa mensual.

Pero en comparación con julio del año pasado todavía el personal ocupado total se mantiene 7.0% más comprimido.

En su comparación anual, los ingresos reales por suministro de bienes y servicios en las empresas comerciales al por mayor descendieron 11.2 por ciento, el personal ocupado total bajo 2.3 por ciento y las remuneraciones medias reales perdieron 2.6 por ciento.

Las empresas de comercio de mercancías textiles como ropa, calzado y otros accesorios de vestir fueron las que presentaron una recuperación más significativa. Después de los meses que se mantuvieron con altas restricciones y niveles mínimos de ventas, los ingresos de este sector crecieron 42.6% de junio a julio.