Los contratos para comprar la vacuna contra el Covid-19 que diferentes empresas están desarrollando será un catalizador para los ingresos de las farmacéuticas y para el precio de sus acciones, de acuerdo con un análisis de Signum Research.

Actualmente hay más de 135 proyectos de medicamentos en fase de prueba, donde Moderna lidera la competencia.

Dichos proyectos no sólo generan ingresos directos para las empresas farmacéuticas, sino que además ha disparado el precio de sus acciones en el mercado bursátil.

Las acciones de la estadounidense Moderna, por ejemplo, han ganado 243.35% en el 2020 en la Bolsa de Nueva York, mientras que las acciones de BioNTech y Jonhson & Jonhson, también en Wall Street han subido 88.40 y 1.03%, respectivamente.

En un documento, la firma de asesoría financiera, explica que Moderna se encuentra en la fase del descubrimiento de la solución con la aplicación de manera masiva a más de 30,000 personas en 89 localidades en Estados Unidos y se espera entregar resultados finales el 27 de octubre de 2020.

En el caso de la vacuna de Sanofi en colaboración con GlaxoSmithKline, se ha realizado un convenio por 600 millones de vacunas para Estados Unidos y 60 millones para el Reino Unido. No solo ello, también en colaboración con Translate Bio, están desarrollando otra vacuna en pruebas con la misma tecnología genética utilizada en la vacuna de Moderna

Signum Research explica que la eficacia en la vacuna contra el Covid-19 implicará ingresos de hasta decenas de miles de millones de dólares anuales, esto considerando los acuerdos actuales de suministro de la vacuna entre los distintos gobiernos con los gobiernos internacionales.

Entre las farmacéuticas que tienen las mayores ganancias en valor de mercado en el 2020, está la suiza Roche Holding, que ha ganado 31,167 millones de dólares; la estadounidense Abbvie que sumó 22,848 millones de dólares y Moderna con 19,982 millones.