En Guadalajara desde hace un mes y medio se ha iniciado la prueba piloto de patines eléctricos, pero el proyecto perdió parte de su fuerza de arranque luego de que se retiraran dos de las cinco compañías que, en un principio, formaban parte del periodo de prueba.

“De las cinco empresas que se presentaron para la prueba, dos se retiraron. Fueron decisiones que tomaron a nivel interno y también decidieron retirarse en Zapopan y en Ciudad de México”, dijo Libertad Zavala, directora de Movilidad de Guadalajara.

Estas empresas que dejaron de dar sus servicios fueron Frog y Bird. Además de que, el proyecto había iniciado con menos unidades de las que se tenían contempladas. Un día antes de esto que se arrancará la prueba piloto, el 20 de diciembre, el alcalde tapatío, Ismael del Toro Castro, lanzó el anunció que comenzarán a circular mil 700 patines. Zavala apuntó que hubo empresas que arrancaron la prueba piloto únicamente con siete unidades; actualmente circulan 130.

Así como también la funcionaria mencionó la situaciones que se suelen dar de que la gente guarda los patines en sus patios o cocheras, por lo que el personal encargado de recogerlos para su resguardo durante la noche tenía que activar de forma remota una alarma con la que cada unidad cuenta para poder detectarlo y recuperarlo.

También la directora de Movilidad dijo que en esos casos, que han sucedido unas 30 veces, y aunque no se tratan de robos sino que son producto de la confusión de la gente. 

A pesar de estos hechos, Zavala afirmó que el balance que se tiene de la prueba piloto es positivo y que se espera que poco a poco aumente el uso que los tapatíos le den a esta forma de transporte.