El Presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que las empresas contratistas nacionales y extranjeras » se han portado mal» y que siempre se acercaban al gobierno como su “puerquito”, por lo que dicto que eso se iba a acabar.

«Las empresas tenían más abogados que ingenieros, eran especialista en alegar, el gobierno era su puerquito y eso se acabó», dijo.

En la prensa mañanera que tiene lugar en el Palacio Nacional, el Presidente López Obrador dijo que en los casos  de salud, las empresas contratistas se veían vinculadas a políticos influyentes quienes les decían a los gobernadores «ahí está el negocio» y construían hospitales solo por los contratos.

«Tenemos un problema en lo mal que se han portado las empresas contratistas nacionales y extranjeras, que no cumplen y se quedan con los anticipos».

Asimismo a pesar de las malas noticias también dijo que tenia dos casos de buenas experiencias de dos empresas constructoras:

«Un buen ejemplo los ingenieros militares en la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, que están haciendo una obra de calidad ahorrando en tiempo».

«La otra experiencia es una empresa holandesa que está haciendo los rellenos de la nueva refinería de Dos Bocas, en los otros casos no puedo decir lo mismo».

También  señaló El Mandatario que ahora que se está licitando para la restauración para la vía del ferrocarril del Istmo, y que se dialogará con los empresarios que tendrán esas licitaciones para decirles que esto ya cambió.

«La empresa que cumpla tendrá un reconocimiento del gobierno, pero la que quede mal será famosa, se los aseguro, va a conocerse su responsabilidad en México y en el extranjero, no se puede continuar con lo mismo».