Santander ha destinado hasta 400 millones de dólares a su fondo especializado en invertir en empresas de tecnología financiera (fintech), además lo ha denominado Mouro Capital.

Según ha informado la entidad, el nuevo fondo sustituye al Santander Innoventures, Mouro Capital liderará rondas de financiación de hasta 15 millones de dólares para apoyar a empresas en fase de creación y crecimiento (venture capital) tanto en Europa y como en América. También implementan cambios entre los que se encuentra la gestión de forma autónoma.

Innoventures, fundado en 2014 con una aportación de 100 millones de dolares ha logrado un retorno financiero, de 1,75 veces lo invertido en el conjunto de la cartera. Ana Botín, presidenta de Santander, anunció en el comunicado de prensa:

«Innoventures ha casi doblado lo invertido pese a ser un fondo lanzado hace solo seis años. Ahora aumentamos la inversión y damos mayor autonomía al fondo al fondo para ser más ágiles y acelerar la transformación digital de Santander».

En total, ha invertido en 36 startups. Santander proyecta destinar 20.000 millones de euros en cuatro años (2019-2022) a la transformación digital y tecnología.

Mouro Capital estará liderado por el socio director Manuel Silva, que se incorporó al fondo hace cinco años y lo dirigía desde 2018, y Chris Gottschalk, asesor senior desde 2019.

Innoventures es, según el banco, uno de los fondos de capital emprendedor corporativos más activos del mundo y ha sido uno de los primeros inversores en empresas que se han convertido valorado en más de 1.000 millones de dólares, como Ripple, Tradeshift y Upgrade.

Algunas de las empresas en las que ha invertido ya han sido vendidas en operaciones significativas, como la de iZettle a PayPal, en 2018, por 2.000 millones de dólares, y Kabbage, el mes pasado.