El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, informó que el actual director de Banca Mifel, Daniel Becker, se perfila como el nuevo presidente del organismo a partir de 2021.

Este miércoles, Luis Niño, presidente de la ABM, confirmó que iniciaron el proceso para elegir al próximo presidente de la asociación para el periodo 2021 y a la fecha, el director de Mifel ha sido el único que presentó su candidatura.

La elección será hasta enero del siguiente año y asumirá en la Convención Bancaria de 2021, que por la pandemia será virtual.

La elección para presidir la Asociación de Bancos de México ha cambiado, hace unos años se elegía un candidato por unanimidad proveniente de los grandes bancos y era rotativo, por lo que técnicamente no se realizaba una elección, hasta hace unos años, ante la intención de varios directores de presidir la ABM, se optó por hacer una elección con votación cerrada y anónima certificada por un notario público, pero en este año nuevamente sólo hay un candidato registrado para presidir la asociación.

Algunos datos sobre Becker

Becker se convertiría en el 87 presidente del organismo, y enfrentará un entorno desafiante ante la recuperación de la economía mexicana después del impacto del Covid-19 y sus repercusiones en la cartera vencida de los bancos que operan en México.

En 1992, Becker ocupó el puesto de director general de Grupo Financiero Mifel y, desde 2003, ha ostentado el cargo como presidente y director de la institución de banca múltiple que atiende, desde distintos niveles, las necesidades de ahorro y crédito.

Representada por Becker, en 2011 Banca Mifel recibió por parte de la Corporación Financiera Internacional (IFC), entidad del Grupo Banco Mundial, una inversión de 25 millones de dólares que representaba hasta 18 por ciento de sus acciones, emitiendo nuevas acciones comunes.

En 2012 estuvo a cargo de la asociación de Banca Mifel con Finacle de Infosys para la implementación de la solución bancaria universal Finacle, utilizada en 165 bancos alrededor de 90 países, la cual permite maximizar procesamiento directo y acelerar la automatización de operaciones, representando una transformación tecnológica integral para el banco.