Las plataformas de Google, Amazon y Facebook continúan al acecho de la iniciativa de un impuesto digital.

Alemania pretende rescatar las negociaciones con Estados Unidos para gravar a las grandes empresas digitales, así lo dijo el Ministerio de Finanzas germano después de que Washington abandonara el proceso.

«Seguimos trabajando duro para encontrar una solución que aborde adecuadamente los retos fiscales de la digitalización y que conduzca a una fiscalidad justa», dijo el ministerio alemán en un comunicado.

Como en todo proceso de negociación, hay puntos que deben ser aclarados juntos. Eso es exactamente en lo que estamos trabajando. Con este fin, seguimos coordinándonos estrechamente con nuestros socios internacionales», añadió.

El representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo el miércoles que el secretario del Tesoro del país, Steven Mnuchin, había decidido retirarse de las negociaciones con los representantes de la Unión Europea después de que éstos no lograran realizar ningún progreso.

Francia ha calificado la decisión de Estados Unidos de «provocación» y la Unión Europea dijo que puede aprobar un impuesto digital aunque no se llegue a ningún acuerdo global antes de fin de año.